◄ ¡ Hola ¡ Saludos desde MÉRIDA (España). Ciudad romana y Monumental. Si puede, no deje de visitarla. │◄ Hello! Greetings from MERIDA (Spain) Roman and Monumental City. If it can, it does not let visit it │◄ Bonjour ! Salutations de la ville romaine et monumentale de MÉRIDA (Espagne). Si elle peut, elle ne laisse pas la visite il. │◄ Hallo! Grüße MÉRIDA (Spanien) von der römischen und hervorragenden Stadt. Wenn sie kann, läßt sie nicht Besuch es. │◄ Ciao! Saluti dalla città romana e Monumental de MERIDA (Spagna). Se può, non lascia la chiamata esso. │◄ Hello! Cumprimentos da cidade Roman e Monumental de MERIDA (Spain). Se puder, não deixa a visita ele.

Un genio de sólo nueve años crea una aplicación para el iPhone


   Tecnología  

 

 [foto de la noticia]

 

■ Mientras la mayoría de los niños de su edad dibujan en cuadernos con lápices de colores, Lim Ding Wen, de 9 años, tiene un lienzo muy diferente: su iPhone.

Niño prodigio 

Lim, de Singapur, crea aplicaciones para el popular iPhone de Apple. La última es un programa de dibujo llamado Doodle Kids, y ha sido descargado más de 4.000 veces de la tienda iTunes de Apple en un plazo de dos semanas.

El programa permite a los usuarios del iPhone pintar con los dedos tocando la pantalla táctil del aparato y después borrar la pantalla agitando el teléfono. "Creé el programa para mis hermanas pequeñas, a las que les gusta dibujar", dijo Lim. Sus hermanas tienen 3 y 5 años.

Lim, que utiliza con fluidez seis lenguajes de programación, empezó a utilizar el ordenador a los 2 años. Desde entonces ha completado unos 20 proyectos de programación.

Su padre, Lim Thye Chean, un responsable de tecnología en una compañía local del sector, también realiza aplicaciones para el iPhone.

"Cada noche comprobamos las estadísticas que nos envían por correo (iTunes) para ver quién ha tenido más descargas", declaró Lim padre.

El niño, al que le encanta leer libros de programación, está trabajando en otra aplicación para el iPhone, un juego de ciencia ficción llamado 'Invader Wars'.

Fuente: elmundo.es

Compartir