◄ ¡ Hola ¡ Saludos desde MÉRIDA (España). Ciudad romana y Monumental. Si puede, no deje de visitarla. │◄ Hello! Greetings from MERIDA (Spain) Roman and Monumental City. If it can, it does not let visit it │◄ Bonjour ! Salutations de la ville romaine et monumentale de MÉRIDA (Espagne). Si elle peut, elle ne laisse pas la visite il. │◄ Hallo! Grüße MÉRIDA (Spanien) von der römischen und hervorragenden Stadt. Wenn sie kann, läßt sie nicht Besuch es. │◄ Ciao! Saluti dalla città romana e Monumental de MERIDA (Spagna). Se può, non lascia la chiamata esso. │◄ Hello! Cumprimentos da cidade Roman e Monumental de MERIDA (Spain). Se puder, não deixa a visita ele.

Academia de las Ciencias de California


   Construcciones  

 

  

■  El edificio parece haber crecido de forma natural bajo el suelo. Para ello, el arquitecto levantó el parque Golden Gate, puso el edificio debajo y colocó de nuevo el césped encima.

EL MUSEO MÁS `VERDE´

El edificio se construyó con tejas biodegradables en las que crecen plantas y con viejos vaqueros como aislante.

Ideado por el italiano Renzo Piano, la nueva sede de la Academia de las Ciencias de California es el museo más ecológico del planeta. Para empezar, el tejado: una superficie de 10.000 m2 cubierta por 50.000 tejas biodegradables de cáscara de coco sobre la que viven nueve especies vegetales.

La estructura, además, recoge 13 millones de litros de agua que aseguran el autoabastecimiento, al tiempo que las células fotovoltaicas integradas en la gigantesca marquesina de cristal que lo envuelve generan el 15 por ciento de la electricidad que requiere el edificio. El reciclaje, cómo no, es una prioridad. Para aislar los muros, por ejemplo, se usaron cientos de viejos vaqueros. Y en el interior la temperatura es siempre agradable gracias a un sistema de ventilación que aprovecha la brisa del Pacífico. Todo ello para una obra que intenta responder a dos insondables cuestiones: ¿cómo evolucionó la vida? y ¿cómo sobreviviremos? No está mal por 500 millones de dólares.

Fuente: xlsemanal

Compartir