◄ ¡ Hola ¡ Saludos desde MÉRIDA (España). Ciudad romana y Monumental. Si puede, no deje de visitarla. │◄ Hello! Greetings from MERIDA (Spain) Roman and Monumental City. If it can, it does not let visit it │◄ Bonjour ! Salutations de la ville romaine et monumentale de MÉRIDA (Espagne). Si elle peut, elle ne laisse pas la visite il. │◄ Hallo! Grüße MÉRIDA (Spanien) von der römischen und hervorragenden Stadt. Wenn sie kann, läßt sie nicht Besuch es. │◄ Ciao! Saluti dalla città romana e Monumental de MERIDA (Spagna). Se può, non lascia la chiamata esso. │◄ Hello! Cumprimentos da cidade Roman e Monumental de MERIDA (Spain). Se puder, não deixa a visita ele.

El 'sepulturero' de periódicos


       Prensa      

 

 Paul Gillin disfruta leyendo un ejemplar de 'Los Angeles Times'. (Foto: EL MUNDO)

Paul Gillin disfruta leyendo un ejemplar de 'Los Angeles Times'. (Foto: EL MUNDO)

■  Se llama Paul Gillin y ama los periódicos. La profesión la lleva en vena gracias al The Washington Post y al The New York Times de sus mejores épocas. Asegura sentir "un grandísimo respeto por la institución de la prensa", pero hace ocho años se dio cuenta del "giro tectónico" que se venía encima.

Entrevista a Paul Gillin.

  • Hace ocho años se dio cuenta del 'giro tectónico' que se venía encima
  • Vaticina que 'el 95% de los periódicos locales de Norteamérica morirán'
  • No cree que en Europa vaya a producirse una hecatombe a la americana
  • 'El viejo periodismo de investigación desaparecerá en gran medida'

Desde su observatorio 'online' (www.newspaperdeathwatch.com), este experto en tecnología y marketing de los medios entona ahora el réquiem por los diarios muertos. Y advierte de que la letanía no ha hecho nada más que empezar.

"Los cambios que se están produciendo acabarán con el 95% de los periódicos locales de Norteamérica", asegura Gillin. "Cada vez que cierra uno me siento enfermo, porque vemos caer instituciones centenarias que daban un gran servicio al público. Pero el modelo económico se ha roto, los lectores siguen cayendo y las nuevas generaciones se han abonado a la información gratuita y a la revolución de internet. Al final sobrevivirán sólo unos pocos".

'Rocky Mountain News', 'Baltimore Examiner', 'Kentucky Post', 'Cincinnati Post'', 'Albuquerque Tribune'... Paul Gillin lanza un nuevo RIP por un periódico cada dos o tres semanas. El autor del libro 'The Influencers' vaticina que "la espiral de la muerte" se agudizará por la crisis y que el proceso va a ser "muy doloroso" para la profesión (15.600 despidos en el 2008 y 3.359 en lo que va de año en EEUU, según el recuento online de la periodista Erica Smith).

Lejos de regodearse en el luto, Gillin advierte que en el fondo estamos asistiendo a la necesaria metamorfosis de la profesión: "Quedará la necesidad de unos cuantos periódicos de alcance nacional y con información diferenciada, como el Times, el Post, el Wall Street Journal o el USA Today. Pero el epicentro de la información gravitará en torno al nuevo tipo de periodismo online, que emergerá al retirar los escombros".

Carlos Fresneda (corresponsal) | Nueva York

El artículo completo >> Paul Gillin│El Mundo

Compartir