◄ ¡ Hola ¡ Saludos desde MÉRIDA (España). Ciudad romana y Monumental. Si puede, no deje de visitarla. │◄ Hello! Greetings from MERIDA (Spain) Roman and Monumental City. If it can, it does not let visit it │◄ Bonjour ! Salutations de la ville romaine et monumentale de MÉRIDA (Espagne). Si elle peut, elle ne laisse pas la visite il. │◄ Hallo! Grüße MÉRIDA (Spanien) von der römischen und hervorragenden Stadt. Wenn sie kann, läßt sie nicht Besuch es. │◄ Ciao! Saluti dalla città romana e Monumental de MERIDA (Spagna). Se può, non lascia la chiamata esso. │◄ Hello! Cumprimentos da cidade Roman e Monumental de MERIDA (Spain). Se puder, não deixa a visita ele.

Minirobot para explorar las arterias


   Ciencia  

 

Un minirobot para explorar las arterias / Fuente: Institute of PhysicsUn minirobot para explorar las arterias / Fuente: Institute of Physics

■  El cirujano podría trabajar en zonas del cerebro donde los catéteres actuales no llegan.

La introducción de catéteres en las arterias para tratar endurecimientos o eliminar, por ejemplo un coágulo, son procedimientos quirúrgicos rutinarios, pero que pueden experimentar un impulso importante gracias a unos mini motores desarrollados por investigadores australianos que permitirán alcanzar zonas inaccesibles con un riesgo menor para el paciente.

Según se publica en el último número de la revista «Journal of Micromechanics and Microengineering», estos dispositivos motorizados de una anchura de apenas la cuarta parte de un milímetro -250 micrometros- se introducen y circulan por el torrente sanguíneo hasta alcanzar la zona afectada, como puede ser un vaso cerebral cuya obstrucción provoca un ictus de fatales consecuencias. Con el adecuado instrumento óptico o sensor acoplado al motor, el cirujano podrá observar la arteria afectada y trabajar con mayor destreza y seguridad.

Actualmente, y pese al avance de la cirugía mínimamente invasiva, que evita practicar grandes incisiones para operar, no es posible alcanzar ciertas zonas del cerebro con un catéter tradicional. El profesor James Friend, de la Universidad de Monash (Australia) comenzó hace dos años a trabajar en el prototipo con la creencia de que la piezoelectricidad es la fuente de energía adecuada para impusar el micro-robot, ésta se emplea comunmente en mecheros o relojes de cuarzo. Se basa en la capacidad de ciertos materiales para generar potencia eléctrica en respuesta a un movimiento.En opinión de Friend, «estamos ante una oportunidad de aplicar el desarrollo de micro-motores a la biomedicina y a otros campos, ya que estamos en una época en que la miniaturización se observa en chips, luces LED o todo tipo de sensores y sin embargo los motores no han experimentados cambios sustanciales desde los años cincuenta».

Fuente: larazon.es.

Compartir