◄ ¡ Hola ¡ Saludos desde MÉRIDA (España). Ciudad romana y Monumental. Si puede, no deje de visitarla. │◄ Hello! Greetings from MERIDA (Spain) Roman and Monumental City. If it can, it does not let visit it │◄ Bonjour ! Salutations de la ville romaine et monumentale de MÉRIDA (Espagne). Si elle peut, elle ne laisse pas la visite il. │◄ Hallo! Grüße MÉRIDA (Spanien) von der römischen und hervorragenden Stadt. Wenn sie kann, läßt sie nicht Besuch es. │◄ Ciao! Saluti dalla città romana e Monumental de MERIDA (Spagna). Se può, non lascia la chiamata esso. │◄ Hello! Cumprimentos da cidade Roman e Monumental de MERIDA (Spain). Se puder, não deixa a visita ele.

Tuberculosis de 9.000 años

Esqueleto con TB

 

L

os restos fosilizados de una madre y su bebé ofrecen la evidencia más antigua que se tiene de un caso de tuberculosis (TB) en seres humanos.

Es la prueba más antigua de un caso de tuberculosis humana.

El hallazgo tuvo lugar en Alit-Yam, un antiguo asentamiento neolítico cerca de Haifa, en Israel, y fue realizado por expertos de la Universidad de Londres y la Universidad de Tel-Aviv.

Según los científicos británicos e israelíes, los huesos habían estado sumergidos en el Mediterráneo por 9.000 años (Alit-Yam está localizado dentro de una marisma y las sepulturas quedaron envueltas en barro y eventualmente cubiertas por una gruesa capa de arena y agua salada).

Esto, señalaron los investigadores, evitó que los huesos se deterioraran y ofreció un ambiente ideal para la preservación de los esqueletos y su ADN, lo que permitió confirmar la bacteria de tuberculosis en los restos.

El descubrimiento, que aparece publicado en la revista de la Biblioteca Pública de Ciencia PLoS One, confirma que esta enfermedad es 3.000 años más antigua de lo que se pensaba.

De madre a hijo

Tal como explicaron los científicos, el tamaño de los huesos del bebé y la extención del daño causado por la tuberculosis, sugiere que la madre pasó la enfermedad al bebé poco después del nacimiento.

En los análisis del ADN de los huesos los investigadores encontraron la Mycobaterium tuberculosis, la bacteria que causa la TB.

Bacilo tuberculosis

El hallazgo confirma que primero surgió la forma humana de la enfermedad.

Se cree que tanto la madre como el bebé vivieron en una época de enorme transición, cuando el hombre pasó de ser cazador y nómade a un estilo de vida sedentario basado en la agricultura.

"Lo que es fascinante es que el organismo infeccioso definitivamente es la cepa humana de la tuberculosis" dijo la doctora Helen Donoghue, una de las autoras del estudio.

"Y esto contrasta con la teoría original que afirma que la TB humana evolucionó de la TB bovina después de que se domesticó a estos animales".

Tal como afirmó la investigadora, la nueva evidencia confirma que en una comunidad con animales domesticados, la cepa infecciosa fue realmente la forma humana de la enfermedad.

Evolución

"La presencia de grandes números de huesos de animales muestra que los animales eran una fuente importante de alimento y probablemente esto condujo a un aumento en la población humana que ayudó a que la TB se mantuviera y se propagara", indicó Donoghue.

Los científicos también lograron demostrar que el ADN de la cepa de TB en los esqueletos perdió una pieza particular del ADN que es característica de una familia común de cepas presentes en el mundo hoy en día.

"El hecho de que esta pérdida ocurrió hace 9.000 años nos da una mucho mejor idea del ritmo de cambio de la bacteria a través del tiempo e indica una asociación extremadamente larga con el ser humano", explicó la experta.

Los científicos afirmaron que su descubrimiento podrá conducir a un mejor entendimiento de la forma como ha evolucionado esta bacteria y esto podrá conducir a un mejor conocimiento de la tuberculosis moderna y al desarrollo de tratamientos más efectivos para combatirla.

Se calculan que cada año ocurren en el mundo nueve millones de nuevos casos de TB y cerca de dos millones de muertes a causa de la enfermedad.

Fuente:  BBC Ciencia

  Compartir