◄ ¡ Hola ¡ Saludos desde MÉRIDA (España). Ciudad romana y Monumental. Si puede, no deje de visitarla. │◄ Hello! Greetings from MERIDA (Spain) Roman and Monumental City. If it can, it does not let visit it │◄ Bonjour ! Salutations de la ville romaine et monumentale de MÉRIDA (Espagne). Si elle peut, elle ne laisse pas la visite il. │◄ Hallo! Grüße MÉRIDA (Spanien) von der römischen und hervorragenden Stadt. Wenn sie kann, läßt sie nicht Besuch es. │◄ Ciao! Saluti dalla città romana e Monumental de MERIDA (Spagna). Se può, non lascia la chiamata esso. │◄ Hello! Cumprimentos da cidade Roman e Monumental de MERIDA (Spain). Se puder, não deixa a visita ele.

¿Todo esto para volver a lo mismo?


       Política      

 

fracaso2

glowtxt.com image

■  Quien lea las últimas declaraciones del Gobernador del banco de España y las compare con las manifestaciones de la Vicepresidenta Económica -vaya nombre- puede tener la sensación de un desajuste real que oriente hacia una independencia verídica en el banco de bancos. No lo creo. He conocido a dos Gobernadores, Mariano Rubio, ya fallecido, y Angel Rojo, hoy consejero retribuido del banco de Santander. Ninguno de los dos, insisto en mi modesta opinión, fueron ejemplos de independencia real.

AL Sr. Ordoñez, actual Gobernador, lo nombró el Gobierno, y si no recuerdo mal, con la oposición del Partido Popular. En los huertos del Sistema no florecen las plantas de la independencia.

Pero en el fondo da lo mismo. Las discrepancias son a mayor abundamiento. Es decir, para el banco de España las cosas en general irán un poco peor que el escenario diseñado finalmente por el Gobierno una vez perdidas las elecciones europeas, y aceptado que los brotes verdes son poco mas que dos palabras ingeniosas. Ambos, Gobierno y BE, coinciden en un punto: para las entidades financieras lo peor está por llegar. Ya lo dijimos en el blog. La pretendida sanidad de las institucuones financieras en un entorno de destrozo de la economía real es una entelequia. Mas tarde o mas temprano los efectos de la morosidad limarán sus cuentas. Con ello se reducirán sus recursos propios, salvo que aborden ampliaciones de capital, hoy dificilmente planteables, como no sea con capital público. Con menos recursos propios dispondrán de menor margen para prestar. Con descenso del nivel de préstamos mas empresas caerán. Y así en un círculo vicioso que está en la base de cuanto sucede.