◄ ¡ Hola ¡ Saludos desde MÉRIDA (España). Ciudad romana y Monumental. Si puede, no deje de visitarla. │◄ Hello! Greetings from MERIDA (Spain) Roman and Monumental City. If it can, it does not let visit it │◄ Bonjour ! Salutations de la ville romaine et monumentale de MÉRIDA (Espagne). Si elle peut, elle ne laisse pas la visite il. │◄ Hallo! Grüße MÉRIDA (Spanien) von der römischen und hervorragenden Stadt. Wenn sie kann, läßt sie nicht Besuch es. │◄ Ciao! Saluti dalla città romana e Monumental de MERIDA (Spagna). Se può, non lascia la chiamata esso. │◄ Hello! Cumprimentos da cidade Roman e Monumental de MERIDA (Spain). Se puder, não deixa a visita ele.

¿Adiós al Xbox, Wii y Playstation?


       Tecnología      

 

 Demostración OnLive

■  La nueva red de distribución de videojuegos en línea, OnLive, podría mejorar radicalmente la experiencia de los jugadores y revolucionar por completo a la industria.

El servicio de OnLive estaría disponible para finales del año con el pago de una suscripción mensual.

El sistema que se da a conocer en San Francisco, durante la Conferencia de Desarrolladores de Videojuegos (GDC, por sus siglas en inglés), busca permitir a los jugadores bajar en tiempo real y/o en demanda videojuegos del más alto nivel de calidad.

El servicio podría generar competencia directa a plataformas establecidas como el Playstation, Xbox y el Wii.

"OnLive es el sistema de videojuegos más poderoso del mundo", dijo el fundador de la compañía, Steve Perlman.

"Sin consolas, sin necesidad de comprar actualizaciones o descargas interminables de internet, sin discos o el peligro de que el sistema se vuelva viejo. Con OnLive la experiencia del jugador es siempre de alto nivel", agregó Perlman.

De acuerdo con el creador del servicio, la compañía ha desarrollado una tecnología para comprimir archivos que permite que los juegos sean impulsados por servidores remotos, en lugar de consolas de videojuegos.

Acceso instantáneo

Los usuarios pueden descargar juegos de manera instantánea a través de la microconsola OnLive o directamente a una PC o una Mac.

La microconsola también se conecta a cualquier televisión. Lo único que se necesita es una conexión de Internet de alta velocidad.

Los jugadores podrán seleccionar de un catálogo de títulos almacenados en los servidores.

Hemos superado el último obstáculo para la industria de los videojuegos: un sistema efectivo de distribución en línea . Steve Perlman, fundador de OnLive

La compañía, cuya base de operaciones se encuentra en Palo Alto, California, promete que el servicio proveerá acceso instantáneo a los videojuegos más avanzados del mundo, ya sea para jugar individualmente o con otros jugadores.

Hasta el momento nueve firmas desarrolladoras de videojuegos, como Ubisoft, Electronic Arts, THQ y Atari Interactive, han firmado acuerdos con OnLive.

La prensa especializada reaccionó de manera mixta, positiva y escépticamente.

El periodista Sid Shuman de la revista GamePro dijo a PC World que "cuando finalmente tuve en mis manos OnLive quedé impresionado, tengo que admitirlo".

Michael McWhertor de Kotaku.com admitió que "Nosotros estábamos un poco incrédulos de la capacidad de OnLive de producir una experiencia completa de los videojuegos en demanda. Pero nos dimos cuenta que aparentemente funciona. Ya no estamos tan escépticos".

Nueva era

Microconsola OnLive

La microconsola conecta los aparatos de televisión directamente a Internet.

Mientras tanto en VentureBeat, que realiza su propia conferencia de videojuegos llamada Games Beat, Dean Takahashi dijo:

"La tecnología de OnLive puede barrer a los demás sistemas de entretenimiento y aplicaciones, proporcionando el eslabón perdido para que internet finalmente se adueñe de las salas de nuestros hogares".

"Todavía tenemos que ver si sólo se trata de una cortina de humo", dijo Cesar A. Beradini de TeamXbox.com.

"La verdadera pregunta es ¿qué pasará si esto funciona como lo han prometido?, ¿Se trata del final de Sony, Microsoft y Nintendo como productores de consolas?", se preguntó Beradini.

Fuente: BBC. Maggie Shiels

Compartir