◄ ¡ Hola ¡ Saludos desde MÉRIDA (España). Ciudad romana y Monumental. Si puede, no deje de visitarla. │◄ Hello! Greetings from MERIDA (Spain) Roman and Monumental City. If it can, it does not let visit it │◄ Bonjour ! Salutations de la ville romaine et monumentale de MÉRIDA (Espagne). Si elle peut, elle ne laisse pas la visite il. │◄ Hallo! Grüße MÉRIDA (Spanien) von der römischen und hervorragenden Stadt. Wenn sie kann, läßt sie nicht Besuch es. │◄ Ciao! Saluti dalla città romana e Monumental de MERIDA (Spagna). Se può, non lascia la chiamata esso. │◄ Hello! Cumprimentos da cidade Roman e Monumental de MERIDA (Spain). Se puder, não deixa a visita ele.

El regreso más esperado


     Tecnología    

 

 El regreso más esperado 

■ En pocas ocasiones la vuelta al trabajo tras una baja por enfermedad había sido tan comentada y ansiada como la de Steve Jobs y al parecer, el esperadísimo regreso a sus tareas como líder máximo y absoluto de Apple tendría lugar en junio, acallando así todo tipo de especulaciones que habrían surgido en torno a la salud del directivo y sobre todo, sobre el futuro de la mítica marca.

La noticia saltó el pasado miércoles en la reunión anual de accionistas, cuando un osado inversor fue el único de preguntar abiertamente si alguien del consejo sabía cuándo regresaría Jobs a lo que se le contestó sin pestañear: 'en junio'.

Este retorno se produciría tras un incierto estado de salud motivado por un desequilibrio hormonal que le estaba haciendo perder peso a gran velocidad, pero la principal preocupación entre los accionistas de la empresa y los seguidores de la marca era que Jobs había padecido un cáncer de páncreas, uno de los más complejos y con un elevado porcentaje de recaídas. Por fortuna, parece que el carismático líder sigue al pie del cañón y dispuesto a plantar batalla ante el mal disimulado alborozo de sus seguidores, que por cierto, entonaron un 'cumpleaños feliz' en plena reunión de accionistas, ya que Jobs había cumplido 54 años la víspera.

Pero no sólo los devotos de la marca de la manzana disfrutaron con la noticia, también lo hicieron sus inversores al conocer que el regreso del líder había provocado un incremento del valor de sus acciones en un 2,2%, dato que pone en evidencia la indudable influencia del dirigente en la empresa de Cupertino. Por cierto, la junta de accionistas tuvo un marcado contenido político motivado en parte por el accionista Shelton Urlick quien armó una buena gresca al renovarse en el cargo de la junta directiva a Al Gore y acabó abandonando la sala después de llamar 'socialistas' a un aparte de los asistentes.

Fuente: El Confidencial

Compartir