◄ ¡ Hola ¡ Saludos desde MÉRIDA (España). Ciudad romana y Monumental. Si puede, no deje de visitarla. │◄ Hello! Greetings from MERIDA (Spain) Roman and Monumental City. If it can, it does not let visit it │◄ Bonjour ! Salutations de la ville romaine et monumentale de MÉRIDA (Espagne). Si elle peut, elle ne laisse pas la visite il. │◄ Hallo! Grüße MÉRIDA (Spanien) von der römischen und hervorragenden Stadt. Wenn sie kann, läßt sie nicht Besuch es. │◄ Ciao! Saluti dalla città romana e Monumental de MERIDA (Spagna). Se può, non lascia la chiamata esso. │◄ Hello! Cumprimentos da cidade Roman e Monumental de MERIDA (Spain). Se puder, não deixa a visita ele.

Paracetamol: Su doble perjuicio.


   Salud  

 

El doble perjuicio del paracetamol

 

■ Aunque se recomienda tomarlo bajo la supervisión de un médico o farmacéutico, todos tenemos paracetamol (el principio activo de Termalgin, Eferalgan, Gelocatil...) en nuestra casa ya que, tanto en las formas farmacéuticas orales como en supositorios, se puede adquirir sin receta para tratar dolores y fiebres.

 LA ÚLTIMA

Mundialmente conocido por su acción analgésica –reduce el dolor al impedir la formación de prostaglandinas, que se producen en respuesta a una lesión o a ciertas enfermedades- su consumo es habitual a lo largo de todo el año, pero más ahora, por su acción antipirética –baja la fiebre al inhibir las prostaglandinas a nivel del centro termorregulador del hipotálamo-.

Como recuerda la Cínica Universitaria de Navarra, a no ser que el paciente sufra de alguna enfermedad grave del riñón, y teniendo en cuenta que la dosis adecuada para cada persona puede ser diferente, las más frecuentemente recomendadas para adultos son de 325 a 650 mg cada 4 ó 6 horas ó 1000 mg cada 6 ó cada 8 horas, hasta un máximo de 4000 mg al día o 600 a 650 mg cada 4 ó 6 horas hasta el mismo máximo. Pero, ¿qué pasa si tomamos de más?

La aspirina, a mano

Un estudio (pdf) publicado esta semana en Journal of Clinical Investigation informa de que las sobredosis de paracetamol dañan el hígado produciendo una insuficiencia hepática aguda que puede llegar a ser letal. El autor de la investigación, Wajahat Z. Mehal, de la Universidad de Yale, en Connecticut, ha descubierto cómo el paracetamol deteriora el hígado y cómo la aspirina neutraliza sus efectos tóxicos.

Según el trabajo, por un lado, el paracetamol provoca alteraciones en la célula hepática a través de una toxicidad natural de la molécula y, por otro, se produce una mediación de las moléculas del sistema inmunitario que se activan en respuesta al daño celular hepático producido por la toxicidad natural del paracetamol. Como recoge la citada revista, Jacquelyn Maher, de la Universidad de California, San Francisco, ha destacado la importancia de estos datos para entender los mecanismos que son la base de una condición severa clínica.

Nuestra salud, de oferta

A la problemática descubierta, se le une el que la inmensa mayoría de fábricas de ingredientes farmacéuticos activos está en China o India “elevando los temores sobre calidad y seguridad”, como ha recordado el director de inspecciones de la agencia francesa de fármacos Afssaps, Marc Stoltz, con motivo del reciente cierre de la última fábrica europea de paracetamol.

La fuerte competencia de estos dos países que fabrican los ingredientes activos un 30% más baratos ha hecho que, desde este mes de enero, con el cierre de la fábrica de Rhodia, a las afueras de París, el único productor occidental que queda sea la empresa Covidien, en Massachussets. El negocio del paracetamol, que mueve 800 millones de dólares al año, -y nuestra salud- cada vez es más competencia de estos países emergentes, que producen alrededor de 115.000 toneladas anuales; más del 70% de la capacidad mundial.

Fuente: elconfidencial.com.

Comparti