◄ ¡ Hola ¡ Saludos desde MÉRIDA (España). Ciudad romana y Monumental. Si puede, no deje de visitarla. │◄ Hello! Greetings from MERIDA (Spain) Roman and Monumental City. If it can, it does not let visit it │◄ Bonjour ! Salutations de la ville romaine et monumentale de MÉRIDA (Espagne). Si elle peut, elle ne laisse pas la visite il. │◄ Hallo! Grüße MÉRIDA (Spanien) von der römischen und hervorragenden Stadt. Wenn sie kann, läßt sie nicht Besuch es. │◄ Ciao! Saluti dalla città romana e Monumental de MERIDA (Spagna). Se può, non lascia la chiamata esso. │◄ Hello! Cumprimentos da cidade Roman e Monumental de MERIDA (Spain). Se puder, não deixa a visita ele.

Cuidado con los MP3

Auriculares

 

L

os niños y jóvenes -que son los que más usan audífonos- son los más vulnerables. 

Una de cada diez personas que escuchan música en mp3 u otros sistemas con auriculares puede sufrir pérdida permanente de audición por escuchar música a un volumen muy alto, indicó un estudio comisionado por la Unión Europea.

Según los científicos, aquellos que escuchan música a volúmenes elevados durante más de una hora por día durante más de cinco años, pueden sufrir daños permanentes.

De acuerdo al estudio, aproximadamente unas 10 millones de personas en Europa -entre las que se incluyen niños y adolescentes- podrían verse afectadas.

Ahora, la Comisión Europea quiere investigar si es posible introducir mejoras tecnológicas para minimizar los daños.

Se estima que entre 50 y 100 millones de personas utilizan sistemas de audio personales todos los días.

La Comisión Europea le pidió a un comité independiente que llevara a cabo este estudio, dado que el uso de audífonos es masivo entre la población joven.

Los estándares de la UE limitan el nivel de ruido de estos aparatos personales a 100 decibeles, pero de todos modos, existen dudas sobre la exposición excesiva a la música a alto volumen.

Muchos, por ejemplo, elevan el volumen por sobre los 89 decibles para bloquear el sonido del tráfico o del transporte público.

Cambios

La investigación llegó a la conclusión de que entre el 5% y el 10% de las personas que escuchan música de esta forma -lo que equivale a entre 2,5 y 10 millones- pueden encontrarse en riesgo.

"Me preocupa que tanta gente joven, en particular, que son usuarios frecuentes de aparatos de música personales y teléfonos celulares con niveles acústicos elevados, pueda -sin saberlo- perder la audición definitivamente", señaló Meglena Kuneva, del Comité Científico sobre Riesgos para la Salud.

La tarea que sigue es promover mejoras técnicas para minimizar los daños y considerar cambios a los estándares de seguridad para proteger a los jóvenes.

  Compartir