◄ ¡ Hola ¡ Saludos desde MÉRIDA (España). Ciudad romana y Monumental. Si puede, no deje de visitarla. │◄ Hello! Greetings from MERIDA (Spain) Roman and Monumental City. If it can, it does not let visit it │◄ Bonjour ! Salutations de la ville romaine et monumentale de MÉRIDA (Espagne). Si elle peut, elle ne laisse pas la visite il. │◄ Hallo! Grüße MÉRIDA (Spanien) von der römischen und hervorragenden Stadt. Wenn sie kann, läßt sie nicht Besuch es. │◄ Ciao! Saluti dalla città romana e Monumental de MERIDA (Spagna). Se può, non lascia la chiamata esso. │◄ Hello! Cumprimentos da cidade Roman e Monumental de MERIDA (Spain). Se puder, não deixa a visita ele.

Barack Obama y John McCain: la batalla definitiva por la Casa Blanca


Bristol Palin sostiene a su hermano Trig en brazos durante un acto de la campaña. (Foto: Stephan Savoia)

Portada

MADRID.- El proceso electoral de EEUU está a punto de llegar a su fin. Sólo quedan unas horas para saber quién será el próximo presidente de la nación más poderosa del planeta. Según las encuestas, John McCain se ha quedado sin aliento en la recta final y parece difícil que consiga darle la vuelta a los 7,4 puntos de ventaja que le saca Barack Obama, el candidato que proclama el cambio. RealClearPolitics, la CNN y la cadena NBC, entre otros, otorgan la victoria al demócrata. McCain lo tiene muy difícil, pero no imposible.

TODAS LAS ENCUESTAS DAN VENCEDOR AL DEMÓCRATA

  • Según las encuestas, John McCain se ha quedado sin aliento en la recta final
  • El primer colegio en abrir ha sido el de Dixville Notch, donde ha ganado el demócrata
  • Por estados, Indiana será el primero en cerrar sus urnas
  • Si gana el viejo héroe de guerra tiene pensado celebrarlo en el Arizona Spa

McCain se dirige a sus seguidores en Nevada. (Foto: AFP)

McCain se dirige a sus seguidores en Nevada. (Foto: AFP)

Los resultados por estados se irán conociendo a cuentagotas, según vayan cerrándose los diferentes colegios electorales. Pero, al margen de los horarios, el vencedor podría conocerse en cuanto se sepan los porcentajes en los estados clave de estas elecciones.

Como anécdota, el primer colegio en abrir (y, lógicamente, en cerrar) ha sido el de Dixville Notch, una localidad de tan solo 75 habitantes en New Hampshire. Y, con 21 votos, el primer tanto del partido se lo ha anotado el demócrata. Eso sí, el color de su voto no tiene por qué representar al del resto del país, aunque siempre habrá quien vea algún augurio para los candidatos en los primeros resultados del proceso.

Por estados, Indiana será el primero de estos estado en cerrar sus urnas, y lo hará a las 00.00 horas (hora española). Una hora después, a la 1 de la madrugada del miércoles, le tocará el turno a Florida y Virginia. A partir de entonces, y con una diferencia de media hora, clausurarán a lo largo de la madrugada del miércoles los centros del resto de estados 'capitales': Carolina del Norte, Ohio y Virginia Occidental, a las 1.30 horas; Pensilvania y Dakota del Sur a las 2.00 horas; media hora después lo hará Arkansas, a las 2.30 horas; Colorado y Nuevo México a las 3.00 horas; y los más tardíos serán Iowa y Nevada, a las 4.00 horas de la madrugada española.

Barack Obama, durante un mitin en Carolina del Norte, llorando la pérdida de su abuela. (Foto: AP)

Barack Obama, durante un mitin en Carolina del Norte, llorando la pérdida de su abuela. (Foto: AP)

Un maratoniano fin de campaña

El candidato demócrata llega al 4 de noviembre con todas las encuestas de cara. Pero ni uno ni otro han dejado de participar en mítines hasta el último día. Obama no ha querido bajar la guardia y, pese a la muerte de su abuela materna, Madelyn Dunham, ha estado en Jacksonville (Florida) y en Charlotte (Carolina del Norte). Para rematar, cerró campaña de forma oficial en Manassas (Virginia).

En Charlotte, el senador de Illinois arrancó su discurso homenajeando a su abuela, una de las mujeres más importantes de su vida. "Fue uno de esos héroes silenciosos que tenemos en Estados Unidos que no son famosos. Sus nombres no están en el diario, pero cada día trabajan duro y cuidan de sus familias", afirmó. Mientras hablaba, el aspirante demócrata no pudo evitar las lágrimas. Por momentos se las quitó con la mano, otras veces usó un pañuelo, pero continuó mitin. Y las lágrimas siguieron brotando...

"Mañana podemos optar por políticas que beneficien a la clase media, que ayuden no a Wall Street sino a la gente corriente. Mañana podemos conseguir el cambio que necesitamos", enfatizó.

McCain, por su parte, se ha lanzado a la caza del voto en los estados donde los indecisos pueden dar un vuelco a las predicciones de las encuestas. Al igual que Obama, el senador republicano comenzó en Florida una jornada de 20 horas de campaña en siete estados del país que culminó en Arizona, la tierra por la que es senador. Pensilvania, Indiana, Tennessee, Nuevo México y Nevada han sido las otras plazas elegidas para luchar por los últimos votos.

Sus consignas son las mismas: retratarse como un patriota, alguien que deja sus intereses a un lado para servir al país y presenta a Obama como una apuesta arriesgada para los bolsillos de los estadounidenses y la seguridad del país. "He servido a este país desde los 17 años. Y tengo heridas que lo demuestran", afirmó. Tampoco se olvidó de prometer "cambio", el concepto más traído y llevado de estas presidenciales.

Hillary Clinton apoyando a Obama en un mitin en Orlando. (Foto: AP)

Hillary Clinton apoyando a Obama en un mitin en Orlando. (Foto: AP)

Si gana, el viejo héroe de guerra tiene pensado celebrarlo en el Arizona Biltmore Spa, en Phoenix. Un complejo de lujo ha sido el lugar elegido por el veterano senador de Arizona, donde estará acompañado por unas 3.000 personas. Por su parte, en la campaña del senador de Illinois han tirado la casa por la ventana y preparan una macrofiesta en Chicago donde 70.000 almas podrán compartir con el demócrata las mieles de la victoria en caso de que esta se produzca.

Ambos lugares encierran cierto simbolismo para los candidatos. El Biltmore Spa fue el lugar elegido por los McCain para su banquete de bodas, y se encuentra en la capital del estado del que es senador el republicano. Y Chicago es el lugar donde Obama dio sus primeros pasos en la política. Allí es recordado con cariño. De hecho, el alcalde la ciudad ha declarado que permitirá que hasta un millón de personas se acerquen hasta Grant Park.

Las miserias y grandezas de la campaña electoral

No ha sido un camino de rosas, los dos candidatos han tenido que superar duros obstáculos y los dos han llegado al final contra todo pronóstico. Pero McCain hizo pronto los deberes y en marzo dejó atrás al favorito, el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, y a los ex gobernadores Mitt Romney y Mike Huckabee. Mientras, en el bando demócrata Obama libraba una dura batalla contra la senadora Hillary Clinton, que plantó cara a su rival hasta el final.

Bristol Palin sostiene a su hermano Trig en brazos durante un acto de la campaña. (Foto: Stephan Savoia)

Llegados a ese punto, cuando para muchos la campaña electoral parecía que llevaba ya un buen trecho recorrido, las cosas no habían hecho más que empezar. Hasta el comienzo oficial, que siguió a las convenciones de sus respectivos partidos, la batalla electoral se distinguió por ser una demostración de fuerza en los escenarios donde a cada candidato podían serles propicias las cosas. Para reforzar su apuesta por la política exterior, Obama, por ejemplo, no dudó en embarcarse en una gira por las potencias europeas, Israel, Irak y Afganistán. McCain, en línea con el tradicional aislacionismo republicano, optó por la prédica en su país.

La elección de los 'subalternos' de ambos candidatos ha sido otro elemento dispar de este enfrentamiento político. Así, mientras el demócrata se decantó por la veteranía de Joe Biden, congresista con más de 35 años de experiencia y presidente de la Comisión de Exteriores del Senado, McCain se 'tiró a la piscina' con la elección de la desconocida gobernadora de Alaska, Sarah Palin.

En este sentido, las trayectorias de ambos también han sido dispares. Mientras Biden se ha ceñido exclusivamente a su papel de 'número dos' y de compañero de viaje de Obama; el 'ciclón Palin', su ideario ultraconservador o el 'final feliz' del embarazo de su hija adolescente (que, de momento, se casará con el padre del bebé que espera), logró encandilar en un primer momento a las bases del partido.

Según ha ido avanzando la campaña, la euforia y el renovado impulso a la candidatura republicana que supuso la elección de Palin ha ido perdiendo fuelle. Aunque en su 'estreno' ante Biden como candidata republicana a la vicepresidencia en el debate de los 'número dos' logró salvar los muebles, la abierta disputa con los asesores de McCain o el escándalo de abuso de poder al que se ha enfrentado en su tierra por destituir a su ex cuñado . Ella no se arredra ante la adversidad y hasta parece haberle cogido gusto a la 'alta política'... Tanto que ha admitido en una entrevista en televisión que ya piensa en las elecciones de 2012.

Fuente: elmundo.es

Compartir